Entrevista para Momentos de Silencio Compartido

Publicado Mayo 2013 - MOMENTOS DE SILENCIO COMPARTIDO
Inma Bretones - Administradora

Hola, antes de comenzar con la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con mi blog, me gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Màrius Mollà?
Algunos dicen de mí que soy un capricornio muy capricornio. Yo ni siquiera sé interpretar qué significa eso exactamente pero, al parecer, la alineación del signo fue definitiva en el momento de mi nacimiento... ¿Quizá sea la causa del desasosiego que experimento permanentemente? Tendré que consultarlo...

 

 

¿Por qué te has decidido por dejar atrás tu seudónimo 'Andrés Vidal'?
Es el momento de ofrecer una cara tras el seudónimo que expuso mis dos primeras obras ante el público. Comprobar que los relatos estaban bien construidos y explicaban historias interesantes fue la prioridad principal puesto que las novelas en sí son las que deben tener la fuerza.
Una vez las primeras novelas han generado la aparición de una comunidad interesada, creo que ha llegado el momento de conocernos, de ahí la presencia física.

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser escritor? ¿Qué fue lo primero que escribiste? ¿A qué edad lo hiciste? ¿Cómo te formaste como escritor? ¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?
Probablemente fue sobre los trece años, la edad en la que entré en el instituto. Los ratos de descanso se convirtieron en momentos de lectura y de experimentación en muchas disciplinas. Un compañero que iba de vuelta de todo me inoculó el virus de la lectura. Entonces no lo sabía pero más que cuentos lo que yo escribía eran escenas.
En el ámbito de las letras, la mía no ha sido una formación reglada, por lo menos hasta estos últimos años en los que sí he procurado asentar un poco mejor los conocimientos que tenía excesivamente dispersos.
Mi entorno profesional es la ingeniería: industrias que, con mejor o peor acierto, componen la base productiva de este mundo, la del valor añadido. Detesto la especulación, es una perversión humana contra la que creo que tenemos el deber de luchar.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir? ¿Prefieres algún lugar o momento a lo largo del día? ¿Cómo te organizas? ¿Eres un escritor de los que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías? Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?
Básicamente necesito tener ordenado mi entorno y también la agenda. El momento y el lugar no importan, pero una cierta tranquilidad de espíritu sí. Las tareas son diversas y deben estar bien esquematizadas. Y cuando toca narrar: ordenador y gas a fondo. La documentación de pequeño detalle se puede simultanear con ese momento, la de base no. Ésa merece ratos aparte, no siempre previos porque es imposible adivinar todo lo que necesitarás a la hora de sumergirte en un determinado entorno o circunstancias de la historia.

¿Cómo es un día en la vida de un escritor como tú? ¿Eres aficionado a la lectura? ¿Le dedicas muchas horas? ¿Qué tipo de literatura te gusta leer? ¿Eres lector de libros de papel o también lees e-books? ¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él? ¿Recuerdas algún libro de tu infancia con especial cariño? ¿Cuál es? ¿Por qué le tienes especial cariño? ¿Qué estás leyendo ahora mismo? ¿Si tuvieras que recomendar una novela cuál sería? ¿Qué autores clásicos y contemporáneos te han influenciado como escritor?
Tengo que simultanear la lectura y la escritura con el trabajo como ingeniero. Eso se arregla aprovechando bien el reloj. Recuerdo una de las claves de Tom Peters, se llama «6:00 am». Yo añado que se puede incluso mejorar con la versión «5:00 am», cuestión de probarlo.
Me mantengo en el libro de papel, por lo menos en lo que a novela se refiere. En casi todos subrayo y escribo notas. Me seducen muchos clásicos y los combino con autores actuales de lo más variado. ¿Algunos autores cuyas narraciones me han marcado? Collins, Verne, Stevenson, Forsyth y Follett. No son los únicos; se disfruta y aprende de clásicos como Dumas, Flauvert, Dickens, Twain, Zola, Poe o Cela y también de actuales como Mendoza, Coetzee, Navarro, Vargas Llosa, Pérez-Reverte, Zafón, Asensi, Larsson y tantos otros.
Recomendar una sola novela es complicado... Ahora mismo me encuentro leyendo Victus, de Sánchez Piñol, y estoy disfrutando de lo lindo. Tanto el fondo como la forma valen mucho la pena.

¿Hay algo que haya influido en tu manera de escribir como la música, el cine, alguna vivencia, tus raíces...? ¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?
Ir al cine me absorbe y me resulta instructivo e inspirador. En casa, cada vez me resulta más difícil aguantar una película entera y acabo viéndola por entregas en DVD, que no es lo suyo. Hará más de diez años que no he visto una película emitida por la TV. Y la música... es pura energía para escribir, para estimular la creatividad y hacer vibrar las ideas mientras toman forma y se desarrollan. Mis otras actividades y la pasión por la escritura se complementan con el mens sana in corpore sano: el deporte me da energía. Si es entre amigos, en bici y con un buen desayuno por medio, ¡mucho mejor!

¿Crees que Internet y las nuevas tecnologías han cambiado al lector actual? ¿Por qué?
No me queda ninguna duda de que lo han cambiado casi todo. También la lectura, por supuesto, especialmente en el caso de las nuevas generaciones. ¿Se corre el riesgo de que las lecturas rápidas y breves pongan en riesgo el concepto libro? Mi percepción es que a medio plazo las cosas se pondrán en su sitio. No serán mejores ni peores, pero sí distintas.
El año pasado visité una zona de montaña para documentarme sobre mi siguiente novela. Conocí a Ramón, un pastor de los de toda la vida. Unos vecinos suyos tenían electricidad desde hacía sólo dos años. Para mí son la excepción que confirma la regla.

Hablemos ahora sobre tu última novela, El mar de los hombres libres:
¿De dónde surgió la idea de escribir El mar de los hombres libres? ¿Cómo te organizaste para escribirlo? ¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?
El entorno, el ambiente de revolución y las motivaciones que envuelven a Christophe Marchand, el protagonista principal de El mar de los hombres libres, fue una idea que surgió antes de finalizar el anterior trabajo, El sueño de la ciudad. La sensibilidad de Christophe fue, desde el principio, un elemento clave para el desarrollo de esta trama de ficción. No existe una base real más allá de las circunstancias históricas que, en ocasiones, casi les exponen por sí mismas a los personajes las opciones a las que enfrentarse a la hora de elegir. A medida que avanzaba, la novela ganó en riqueza de los personajes secundarios a la vez que tomó fuerza el tema de las galletas que, de hecho y no es una cuestión baladí, fue el germen original de la trama.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de El mar de los hombres libres? ¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela? ¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de El mar de los hombres libres?
La espina dorsal no ha variado desde el principio pero, al ser una novela con un notable contenido de cambios de escenario, ha habido que poner mucha atención en el equilibrio entre las partes y en el contenido de aventura en relación a la historia que se explica. El trabajo con los personajes se ha revelado especialmente complicado en el caso de algunos de ellos, dejo al lector descubrir cuáles.
Prólogo aparte, situarse en la preadolescencia del protagonista tiene mucho de bucólico. Estoy seguro de que me entiendes porque todos guardamos recuerdos de esa época en la que el carácter adulto de cada uno ya se puede comenzar a reconocer. La página en blanco se abordó pues con una sonrisa en los labios.

¿Te llevó mucho tiempo escribir esta novela? ¿Y todo el trabajo de documentación que tiene esta novela?
El trabajo completo, contando con el tiempo en que se ha solapado con otros proyectos, sobrepasa de largo los dos años. La documentación estaría incluida en este periodo, en algún momento de modo condensado y con las ayudas necesarias, en otros momentos, más debida a asuntos de detalle, diluida entre el trabajo de escritura, como antes he mencionado.

Para los que no conocen El mar de los hombres libres, ¿qué destacarías de ella? ¿Por qué el lector debería elegirla?
Destacaría la actualidad del trasfondo, tanto de la Revolución Francesa, como de los sentimientos, emociones y valores de los protagonistas, temas universales y atemporales como el amor, la libertad y la comunidad. ¿Puede que actualmente nos esté ocurriendo algo parecido y no aprendamos de los errores históricos? ¿Qué tal un cierto retorno al origen para reencontrar un poco de paz en el mundo?

Además de El mar de los hombres libres, tienes otras novelas publicadas ¿Nos puedes hablar un poco de ellas? ¿Cuál recomendarías a un lector que no haya leído nunca nada de ti? ¿Por qué ésa?
Me sorprende en la comunidad de lectores el hecho de que algunos prefieren la primera, La herencia de la tierra, y otros El sueño de la ciudad, que se publicó el año pasado. Eso demuestra la validez de ambas obras y también, claro está, que son distintas y que nada está escrito en cuanto a gustos. Si se prefiere la vida y trayectoria de un pionero de la industrialización, recomendaría la épica de La herencia de la tierra y su inmenso protagonista Rosendo Roca. Si el lector prefiere una novela más urbana situada el inicio del siglo XX, El sueño de la ciudad les atrapará, los Navarro y los Jufresa no les decepcionarán.

Y ahora hablemos del futuro: ¿Tienes alguna novela 'esperando en el cajón' a ser publicada? ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?
Los proyectos se solapan. El siguiente es ya un trabajo serio que comienza la fase de escritura y reescritura. En este caso se tratará de un tipo de revolución mucho más silenciosa que la de la armas... ¿Interesante?
Y, en paralelo, nuevas ideas toman forma. Algunas de ellas ya están en fase de búsqueda de documentación.

¿Qué consejos darías a los escritores noveles que desean que sus novelas sean publicadas?
Persevero en una visión pragmática de nuestro oficio: decidir qué se quiere escribir o qué se escribe, reflexionar sobre el interés, el tipo ideal de difusión y la editorial adecuada. A partir de ese punto, sólo queda fijar el objetivo y particularizar los pasos a seguir para conseguirlo. Tan sencillo y tan difícil a la vez, como en todo proyecto: noventa y nueve partes de transpiración por cada parte de inspiración.

Para acabar, si quieres decir algo a los lectores de esta entrevista las siguientes líneas son tuyas.
En estos días, algo sencillo: reivindicar el placer de la lectura absorbente propia de las novelas de aventuras, las que nos permiten volar, las que nos transportan a momentos y lugares distintos, las que nos proponen diálogo con personajes de todo tipo y nos permiten, aunque sea por breves instantes, un contacto directo con la honestidad y lo auténtico. No es evasión, es vivencia, es construcción y aprendizaje, es... crecimiento.

 

0
0
0
s2smodern

NOTE! This site uses cookies and similar technologies.

If you not change browser settings, you agree to it.

I understand

© Màrius Mollà - All Rights Reserved - Legal notice and privacy - Site map - Website designed by Dinàmic Enginy