Entrevista para TE GUSTA LEER

Publicado Noviembre 2012 - TE GUSTA LEER

Mirella Patiño

De Andrés Vidal, como persona física, poco o nada sabemos. He consultado lo publicado en la red y siempre me encuentro con una biografía breve y sin una cara a la cual ponerle el nombre. Sabemos: Andrés Vidal (Barcelona, 1973) es ante todo un amante de las buenas historias bien contadas y un admirador de los personajes de la Historia que han llevado a cabo proyectos revolucionarios. En su literatura confluyen un conjunto de ideas y proyectos vinculados a las distintas áreas del periodismo, el cine y la televisión. La herencia de la tierra, su primera novela, se convirtió en uno de los éxitos literarios de 2010. Ahora vuelve a sumergirse en la narrativa histórica con El sueño de la ciudad, fruto de su amor por la Barcelona modernista.

Comenzamos una Charla entre Andrés y yo... 


1. ¿Cómo es realmente Andrés, ese catalán de 39 años? (je, je... estudios, hobbies, familia, etc.)
2. ¿Por qué tanto hermetismo sobre tu persona y tu imagen? , ¿tienes miedo a la fama después de los miles de ejemplares vendidos? ¿Por qué no has hecho nunca una presentación publica de tus libros?
3. ¿A qué se dedicaba Andrés antes de llegar a LA HERENCIA DE LA TIERRA en 2010?

Agrupo estas tres preguntas en una respuesta común, Mirella, permítemelo por favor.

Vaya por delante que en la actualidad mantengo deliberadamente una postura reservada respecto a mi persona por una razón muy simple que ya he expuesto en alguna ocasión: la importancia radica en el texto. Quisiera estar seguro de que mis novelas y no otra cosa son las que merecen las opiniones de los lectores, sean éstas las que sean. También te digo que no descarto "salir a la luz" cuando tenga claro que mis temas, mis historias, mi forma de escribir y los resultados lo justifican...

Me gusta identificar y pensar las historias por sí mismas; deben sustentarse de manera autónoma y despertar interés por el entorno, por lo que en él ocurre y, claro está, por el qué y el cómo de los personajes que allí coinciden. Para mí es casi un leitmotiv que los personajes, de modo reconocido o incógnito, participen de algo revolucionario en el mundo que conocemos. Los protagonistas de las historias que nos han encandilado y nos encandilan son de algún modo responsables de lo que hoy en día nos rodea, de lo que nos ha llegado; la actualidad contiene siempre algo de su actuación, aunque en su momento sólo fuera como germen.

Antes de escribir La herencia de la tierra (también después) y utilizando una base de estudios en gran medida polivalentes, me dedicaba y me dedico a trabajar en varios proyectos simultáneos. Nunca he dejado de hacerlo. ¡El movimiento es mi fuente de inspiración y me mantiene vivo!
LA HERENCIA DE LA TIERRA, nos relata el coraje de un chico, más tarde hombre, que ante la continua explotación de su padre por el terrateniente de la zona, le planta cara y cómo lucha por hacer de un paraje abandonado (el Cerro Pelado) un pueblo prospero. Enfrentándose a los impedimentos de la época y sobre todo superando la ignorancia con persistencia y aprendiendo continuamente cómo desarrollar aquello que su mente construía, sin consentir el abuso y respetando a los trabajadores, como tales y como personas.

4. ¿Cómo nace y se crea LA HERENCIA DE LA TIERRA?

La historia de Rosendo Roca es como si siempre hubiera existido en mi cabeza. Estaba allí. El detonante fue una minúscula colonia industrial que un día vi en una curva de la vieja carretera que une Sant Joan de las Abadesses con Olot (entre las comarcas del Ripollés y La Garrotxa, en Girona). Algo tan sencillo como esa visión, suplementada por lo poco que yo sabía de las colonias industriales me llevaron a un papel en blanco y a comenzar a imaginar qué podía haber ocurrido en un lugar perdido como aquél (que posteriormente reubiqué en la valle del Llobregat). Y enseguida surgió la simplicidad, el tesón y el esfuerzo sin límites de un hombre que, a pesar de su casi infantil concepto de todo, fuera capaz de distinguir aquello que está bien de aquello que está menos bien, no sólo pensando en él mismo sino en los que le rodeaban. Su asociación con Henry Gordon significa un montón de cosas Hay mucho del back to basics (la vuelta a los orígenes) en esa historia... Personalmente me encanta y defiendo que es necesario recuperar la prioridad de los valores que de modo inconsciente Rosendo Roca desarrolla y defiende.

5. ¿En qué te basaste para llegar a Rosendo Roca?

En una ocasión, un compañero que considero excelente persona y mejor profesional (dirige una próspera planta industrial) me dijo que, a partir de las enseñanzas de su padre, él sólo pretendía ser "un buen hombre". Me lo explicó cuando Rosendo "ya estaba escrito", pero interpreté que era lo que pretendía cuando nació ese personaje. Con toda su simplicidad y con toda su complejidad, pues sus luchas no son baladíes, Rosendo Roca resulta ser un buen hombre. Ésa es la idea.

6. ¿Llegó a existir algún Rosendo en tu vida?

 que si repasamos brevemente el inventario de conocidos de cada uno de nosotros encontraremos siempre sin grandes dificultades un perfil humano capaz de hablar de tú a tú con Rosendo Roca.
Yo tuve un abuelo picapedrero al que debo mucho. Alguien que lo conocía bien dijo a su muerte que "había sido un hombre de piedra picada". Ahora, cuando contemplo la abnegación de mi padre, con toda una vida de trabajo real, de valor añadido, desconociendo qué significa la especulación, veo que la historia se repite y que Rosendo sigue 

7. ¿Sabes que hay en Asturias barrios mineros que nacieron y crecieron de forma muy similar a Cerro 

Lo sé, lo sé. Las hay en muchas más ubicaciones que las que imaginé, no siempre bajo el nombre de colonia, pero sí compartiendo características muy similares a las que he localizado y 

8. ¿Cómo ves el tema de la minería y la industria en la España actual?

 muy interesado en el tema de la crisis energética que se avecina. Tengo compañeros trabajando en él y lo concibo como una cuestión muy seria. El concepto "peak oil" acabará no siendo ajeno a nadie y se impone detener el crecimiento desenfrenado porque es, sencillamente, insostenible a escala mundial.
En la época de transición que seguro debemos abordar, las nuevas fuentes de energía se llegarán a desarrollar hasta donde el mundo necesita. Pero, mientras tanto, no existe otra solución que planificar dicha transformación y resulta que el carbón es una de las fuentes de transición reales, sólo que es muy delicado tratar con la contaminación que produce su combustión. Todo es una cuestión de costes, y las reconversiones ―no he dicho subvenciones― deben abordarse con un espíritu global a la vez que positivo. No admito que en una generación no seamos capaces de poner en marcha soluciones potentes. Eso sí, nada de pensar sólo a cuatro años vista. Nos entendemos, ¿no?
Cuando aún estabas en la resaca de la fama, con cientos de seguidores, en 2012 publicas EL SUEÑO DE LA CIUDAD, enfocada en una Barcelona naciente, donde todo estaba por construir, donde los tranvías eran lo más moderno. Una ciudad que consideraba a Gaudí un loco maravilloso. Donde las diferencias laborales se solucionaban de manera tajante y en grupo, porque nacían los primeros sindicatos sin más estatutos que los marcados por el más popular.

9. ¿Qué significó entonces y ahora la obra de Gaudí?

La figura del "loco" Gaudí, controvertida, genial y admirable por igual, se ha revelado como renovadora allende nuestras fronteras. En su momento demostró el valor y la determinación necesarios para enfrentarse al status quo, incluso dentro del propio modernismo y, por supuesto, contra el incipiente y beligerante novecentismo.
Defender las nuevas ideas sigue siendo trascendental hoy en día, en el arte, en la técnica, en la gestión de la energía que antes comentaba, en lo político, en lo social... De nuevo el germen de lo revolucionario que tanto nos seduce.

10. ¿Puede ser, y lo digo por la coincidencia de ser tú también catalán, que existiera en tu vida un Dimas?

"Mi" contacto con Dimas es indirecto. Más allá de una cierta dosis de imaginación, en los agradecimientos de El sueño de la ciudad aparece la mención a una familia de la que he aprendido una realidad inspiradora. Demuestra que, en ocasiones, el interés por medrar a base de trabajo y valentía puede conllevar progreso, siempre a un determinado precio y lejos de maniqueísmos quiméricos (no todo puede ser de color de rosa), pero progreso en positivo al fin y al cabo.

11. ¿Crees que la ambición ya era entonces una forma de ascender en todos los sentidos?

Digamos que era y es un motor esencial para prácticamente cualquier cambio que se pretenda introducir a lo que nos viene dado. Sin el estímulo de la ambición, del "apetito" que no hace tanto mencionaba Steve Jobs, muchas trayectorias de ascenso quedarían inexplicadas. Sí, definitivamente creo que es necesario un buen "apetito"... y un algo de locura.

12. En ambas novelas el amor, juega un papel muy importante y con finales felices, ¿tan importante es para ti el amor?

Te contestaré con una anécdota real: cuando por un tiempo viví y trabajé en Francia, recuerdo como si fuera hoy a un entrañable compañero de trabajo llamado Jean-Pierre. A menudo interrumpía lo que estaba haciendo, se me quedaba mirando y me decía muy serio: «C'est quoi le plus important dans la vie?», ¿Qué es lo más importante en la vida? Después de una pausa arrastraba dulcemente las palabras y él mismo respondía: «C'est l'amour». Y sabes, siempre he creído que tenía razón y que no se trataba de una broma sino de la necesidad de reafirmación en ese sentimiento contra el que es imposible luchar.
SEPAMOS MÁS DE TI:

13. ¿Cuáles son los principales valores en tu vida? Amistad, lealtad, etc.

Respecto al esfuerzo y la voluntad me reconozco en el ala dura. Amor, amistad, honestidad, responsabilidad, lealtad, humildad y generosidad, sin duda. En una medida quizás no tan vehemente, pero también destacada: la sobriedad, el aprendizaje y el servicio.

14. ¿Para cuándo nueva novela? Anticípanos algo... se publicará en primavera del 2014, ¿no es curioso que publiques cada dos años y siempre en pares, eres supersticioso?

Me permito corregirte y contradecirte, espero que no te molestes si derribo tu teoría: la siguiente novela se publicará previsiblemente en mayo de 2013. Nada de supersticiones, pues. Me encantaría poder atender un ritmo de trabajo de una novela cada uno o dos años; también depende (¡mucho!) de los lectores y de su feedback. Sin olvidar la planificación y las decisiones de la editorial, claro.
Y para acabar, dime algo de ti y que gritarías a los cuatro vientos...
Amar y honrar el trabajo productivo, denigrar la especulación y el engaño.
Desde luego ha sido un lujo que me concedas está entrevista, pero, dado tú anonimato y como nadie te conoce, ¿qué me puedes aportar que demuestre que eres el autentico Andrés Vidal?
Curiosa pregunta, no me la había planteado.
Bueno, no te daré la respuesta aquí, pero creo que sólo mi primera editora en Planeta y yo sabemos el número exacto de páginas que tenía el primer manuscrito de La herencia de la tierra, allá por octubre del 2008... Lo que sí puedo añadir como curiosidad es que el primer borrador era muuuy grueso. Dejaremos el misterio abierto para el día en el que tenga que demostrar que soy quien digo ser. ;-)

De tu siempre amiga y seguidora.

Abrazos

Mirella Patiño
Gijón

Ha sido un placer, Mirella.
Un abrazo.
Andrés Vidal

0
0
0
s2smodern

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

© Màrius Mollà - Contacta - Aviso legal - Mapa web - Web desarrollada por Dinàmic Enginy